Palabras adyacentes

y espacios que las acompañan

Archivar para el mes “diciembre, 2012”

Ultravox – Hiroshima Mon Amour

Un día como éste, tranquilo y adormilado, amerita escuchar un poco de Ultravox. Mi selección es una pieza que me parece muy ilustrativa de la transición entre los sonidos apunketados que se habían vuelto ya un lugar común para multitud de bandas inglesas y la búsqueda de nuevos recursos musicales. Si bien esta banda ya desde el primer disco titulado Ultravox! (de esos tres que tuvieron a John Foxx como el vocalista) no tenía muchos reparos con respecto a la experimentación, para su segundo álbum, que lleva como nombre Ha! Ha! Ha!, optaron por adentrarse en el uso del sintetizador y, considero, se encaminaron plena y efectivamente hacia los derroteros del New Wave, ya predominantes en la etapa más exitosa y recordada de esta agrupación cuando el gran Midge Ure estaba al frente.

La pieza clave en este cambio de dirección es, según yo, “Hiroshima Mon Amour”, pieza con la que terminaba ése brillante LP.

He aquí una versión en vivo de esta canción:

Y la versión del disco:

Buenos recuerdos los de esta banda y ese estilo tan empleado por bandas de diversos países. Por decirles un ejemplo, ese viejo Ultravox me recuerda por alguna razón al primer Radio Futura.

En fin, ojalá lo disfruten.

Anuncios

Andrew Bird – Masterswarm

Siempre es buen momento para oír a Andrew Bird. Si no lo conocen, tomen esto como una invitación a su obra.

Vaya buen disco que es el Noble Beast de este inusual maestrazo.

El modem Thomson TG585v7 que no aguanta muchas conexiones simultáneas

(Este texto se localiza ahora en http://danielramc.blogspot.mx/2012/12/el-modem-thomson-tg585v7-que-no-aguanta.html, nuestra nueva ubicación en la red).

Ya antes había tenido problemas con el módem router ADSL que Telmex me había enviado como parte del servicio de internet. En aquella ocasión, el 2Wire 2701HG-T comenzó por tener desconexiones esporádicas hasta que acabó por quedar atrapado en un loop sin fin  de encendido y apagado que, como podrán adivinar, fue meritorio para que se me cambiara el equipo un par de semanas después de haber hecho el reporte correspondiente. Y cuando llegó el empleado de la compañía telefónica a cambiarme el router descompuesto por uno nuevo, aún tuve que repetirle las explicaciones que había dado en un par de ocasiones en reportes al servicio técnico correspondiente, con lo cual pude adivinar que no toman una nota siquiera.

El módem 2Wire era razonablemente administrable en cuestiones como el reenvío de puertos y otras tareas por el estilo. Cual fue mi sorpresa al recibir a cambio un aparato Thomson TG585v7 que, a cambio de venir preconfigurado como para conectarse a la red sólo al conectarlo a la roseta telefónica, carecía de opciones obvias como para manejarlo de forma adecuada. Vaya, que ni siquiera el técnico aquel sabía cual era el login de la cuenta de administrador, que tuve que buscar en la red (para mi fortuna tenía conectada una computadora vía cable ethernet accediendo a la www a la primera; la respuesta: el login es “TELMEX”, la contraseña, la clave WEP que trae el modem).

El Thomson TG585v7 es de apariencia frágil, cuenta con limitadas opciones pero funciona sin tanto apuro, en tanto sólo estén conectados unos cuantos equipos al mismo tiempo, digamos unos cuatro en total. Anoche, por cuestiones fuera de lo habitual, este router tuvo que dar servicio de manera simultánea a unos 8 dispositivos inalámbricos y 2 vía ethernet. Poco después de haber puesto en marcha el décimo equipo, el escuálido dispositivo se reinició y comenzó a rechazar cualquier conexión inalámbrica, no importando  cuantos reinicios realizara. El WiFi estaba muerto, o al menos no aceptaba conexión entrante alguna, a pesar de todos los intentos que hice al paso de las horas.

Ya me estaba haciendo a la idea de que tendría que llamar de nuevo al soporte técnico, quedándome sin servicio durante semanas, y me imaginaba de nuevo ante el impertinente técnico de Telmex que no conoce de contraseñas; también pensaba en la posibilidad de comprar otro router para ponerlo en modo puente. Para mi sorpresa, pasadas varias horas se restableció las conexiones WiFi sin que nada de lo que intenté para solucionar el problema pareciera haber ayudado. Sospecho que no fue sino al renovarse la asignación de las direcciones IP por DHCP que la situación regresó a la normalidad. Tal vez había dos dispositivos usando las misma dirección, pero no puedo saberlo en verdad.

Al menos ya me ahorré un poco de dinero y la molestia de lidiar con los de atención a clientes de Telmex.

24 de diciembre

Luces, música, buena comida, gente cercana con quien convivir: para mí estas fiestas no tienen connotaciones de otra índole.

Bobby McFerrin – I’m My Own Walkman

Ya en otra ocasión les contaré del buen humor que me trae oír al gigantesco Bobby McFerrin, y de como es mucho más que su éxito “Don’t Worry, Be Happy”, pero por el momento les dejo con esta pieza, incluida en su disco de 1984 titulado The Voice. No hace falta que les diga que lo disfruten: estoy seguro que así lo harán:

 

¿Será 2013 el año de la triscaidecafobia?

Dado que, al ser desmontado por la realidad todo este cuento entre bobo y pernicioso de supuestos cataclismos de pronostico maya el viernes 21 de diciembre por la realidad y la permanencia, los vendedores de “misterios” y demás promotores de la irracionalidad comenzaran a buscar otra fuente de ingresos.

Sospecho que lo que ahora tomaran como nueva cantaleta alarmista sera el que el próximo año incluye el numero 13.

Ya me los imagino, anunciando catástrofes el decimotercer día de cada mes y clamando como un trofeo al acierto de sus pronósticos cualquier desgracia sucedida. Vaya buitres.

Me temo un 2013 lleno de explotación de la triscaidecafobia.

 

¿Por qué el mundo no llegó a su fin ayer?

Aquí seguimos. No hubo jamás razones para temer, en realidad.

Vía la NASA:

http://science.nasa.gov/science-news/science-at-nasa/2012/14dec_yesterday/

Seguimos aquí, ya James Randi había desmentido este cuento

Ya pasó el 21 de diciembre aquí en esta zona horaria y ese apocalipsis cataclísmico que no habría de ocurrir, en efecto, no ocurrió. Como se sabía y esperaba. Nada de rayos enviados desde esa Estrella de la Muerte en el centro de la Vía Láctea que habría de acabar con este azulado Dantooine que ustedes y yo habitamos y conocemos todavía como Tierra.

Un hombre excepcional, que no ha vacilado jamás en desbaratar tanto embuste se ha topado al paso de los años, ya había encontrado hace varios días una prueba irrefutable de que el fin del calendario maya en 2012 no es el del mundo.

El célebre James Randi, señoras y señores, encontró el calendario maya para 2013.

Má información en:

fb.me/23VFPyuM6

Navegador de artículos

Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

Donde me lleve la música.

Vida de dos ciudades. Barcelona. Manchester.

El Efecto Rayleigh

"Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad"

Felipe Ordonez 

Music Lover & Tech Enthusiast, Geek

Escribir para decir estuve.

Un blog más, pero de otro ser. Que es feliz escribiendo y que por eso escribe.

Learning from Lorelle

Learning WordPress, blogging, social media, and web publishing

tomando notas

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. Pablo Neruda

Fitorec Blog Personal

Software Libre, Ilustraciones graficas, pensamientos y lebrayes!!..

Lorelle on WordPress

utorials about WordPress, blogging, social media, and having your say on the web.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com